Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Todavía nos esperaba una sorpresa más antes de abandonar el recinto del Gran Palacio: la Galería Ramakien. Una serie de 178 paneles que relatan, mediante pinturas murales, la leyenda de Rama: el triunfo del Bien representado por el héroe, el rey Rama, sobre el Mal, el rey-demonio de Longka, Tosakan.

Resultaba delicioso reconocer todo el drama a través de aquellas detallistas pinturas del siglo XVlll hechas con tanta minuciosidad.

-No podrá verlas todas –me advirtió Juan-; están a lo largo de toda la muralla. Necesitaría todo el día y no habría terminado.

Aquella muralla, de casi dos kilómetros, ¡cubierta por tan deliciosas pinturas…! ¡Qué lujo verlas con calma! Comprendí que no podría ser en aquél momento y seguí al guía camino del Gran Palacio.

No me pareció muy interesante. Estaba a años luz de la brillantez del Wat Phra Kaeo.
            Sí, me llamaron la atención unas estructuras muy coloridas, distintas a las del Wat, cubiertas de trozos de porcelana formando todo tipo de filigranas. 
   

-Les llamamos de “los platos rotos” -dijo Juan-, fueron hechas a partir de cargamentos de vajillas que traían los barcos de China para las familias poderosas, y llegaron rotas.

Más tarde, volví a ver ese tipo de decoración en otros lugares.

 11. Wat Pho, templo del Buda yacente.  

Artículos relacionados:


Angkor11 Vista Web grande-copia-2El Ramakien o Ramayana

Tag(s) : #Artístico

Compartir este post

Repost 0