Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

El día que teníamos previsto tomar el funicular que nos dejaría a los tres en el hotel de montaña, Lien-ying apareció dos horas más tarde. Su blusa era nueva, y también sus zapatillas deportivas. Tenía los ojos rojos y los párpados hinchados de haber...

Leer más