Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

 

 

 



¡Qué guía tan reservado! Tampoco esta vez nos había dicho adónde nos llevaba…, la Escuela de Elefantes. Nos adentramos por caminos de fronda hasta un lugar selvático con un riachuelo en el que se refrescaban los paquidermos a la sombra de árboles de teca y plátanos.

Sí, era una escuela. Y nos preparamos para presenciar la primera clase, la del oficio de constructor. Los alumnos transportaban grandes troncos desde una cierta distancia, y con mayor o menor destreza, cogiéndolos con la trompa, los colocaban unos sobre otros hasta formar una empalizada. Aplausos. La segunda clase práctica era de instrumentos musicales; la armónica mágica se podría decir, también con la trompa, su miembro más versátil. Llegó el recreo y jugaron al fútbol: goles, faltas,  penaltis… Saltó al campo un exaltado que no estaba de acuerdo con la tarjeta roja. Quitó la gorra al árbitro y se hartó de dalre trompazos. El pobre mahout quedó en el suelo y tuvo que ser atendido por el masajista, el cual procedió a darle un masaje con las patas delanteras.

Llegó la clase de arte y pintura, a la que sólo asistieron los mayores. Con el pincel en la punta de la trompa, se afanaron en pintar cuadros de diversos estilos. El resultado: un auténtico fililí.
La "nota" que se les daba se traducía en bath (moneda tailandesa). La más alta la dio un visitante japonés. Por la cantidad de bath que aportó, pudo llevarse el cuadro a casa. Aplausos.
Nosotros no pusimos ninguna nota, nos contentamos con comprar un lote de caña y plátanos para el alumno más simpático. Pero el más viejo, el pintor consagrado, al ver los apetitosos manjares que Alonso exhibía en lo alto, vino hacia él como una exhalación, y con la enorme trompa, antes tan delicada, le arrebató de las manos el racimo entero de plátanos.

27. De la orquídea al Doi Sutep

Artículos relacionados:

Africa.Botswana.a. Moremi28Safari desde mi cama en la tienda del Camp  

Tag(s) : #Fauna y flora

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: