Overblog
Edit page Seguir este blog Administration + Create my blog

 Llegando a la costa, una inmensidad de dunas abandonaban su inmovilidad y crecían, desafiantes, en su eterna lucha por ganar terreno al mar. Admirar este paisaje del desierto de Namib, el más antigo del mundo, con  más de cincuenta y cinco millones de años, uno se siente feliz. El mar allí es bravo y helador. Son muchos los barcos que han naufragado a lo largo de la Costa de los Esqueletos.

Desde Swakopmund realizamos tres inolvidables excursiones:

Cape Cross, que te recibe con el olor característico de una población de leones marinos. Había crias muertas; algunas envueltas aún en la placenta. Las que estaban vivas emitían icansables gritos con los que su madre pudiera reconocerlas y acudir a alimentarlas.

Walvis Bay, una bahía natural a la que, según dicen, acudían cientos de ballenas y en consecuencia los barcos balleneros.

Sandwich Harbour, con las dunas a un lado y el mar al otro. Subíamos y bajábamos por las dunas con una suavidad inusitada. Desde la cima, las vistas eran extraordinarias.

 

Sobrevolar el desierto de Namib (55 millones de años).

Paisajes que no parecen reales

Barcos encallados en la arena.

El mar es bravo y helador.

Las dunas en una eterna lucha por ganar terreno al mar.

barco encallado con pájaros apostados en cubierta y en los mástiles.

Barco que hace un tiempo estaba varado en el mar y ahora se encuentre en la playa a medio kilómeto de la orilla.

Esqueleto humano que es tapado por la arena y cada año el viento y el agua se encargan de destapar.

Cape Cross y su colonia de leones marinos.

Epoca de cría.

Madres y crías lanzan icansables gritos con los que reconocerse.

Las crías deambulaban sin descanso en busca de su madre.

Las hembras rechazan a cualquier cría que no sea la suya.

Algunas crías fallecen agotadas y hambrientas si haberse encontrado con su progenitora.

Las aves al acecho para alimentarse...

...de los cadáveres de las crías.

Al fin se produce el reencuentro.

Recorrido a lo largo de la costa, con las dunas a un lado y el mar al otro.

Antigua frontera entre Namibia y Sudáfrica.

Intento de escalada  por la ladera de una duna de Sandwich Harbour.

Vistas durante el recorrido por las dunas...

con el maral fondo...

Después de una subida casi en vertical...

...gracias a un piloto, Ben, y un vehículo extraordinarios...

...ambos de la agencia Sand Waves.

Subíamos y bajábamos por las dunas con una suavidad inusitada.

Keti contemplando el paisaje desde lo alto de las dunas.

el piloto después de conseguir, excavando en la arena, que salieran a la luz...

...esta cría.

Pequeño león marino solitario.

Aves en formación en la orilla...

...éstas refrescándose en el agua.

Laguna de vuelta de Sandwich Harbour.

...Pelícanos a bordo del catamarám en Walvis Bay...

...alimentados por la tripulación...

...se toman ciertas confianzas.

Este león marino se sube al barco...

...en lugar de permanecer en su isla...

...como hacen sus parientes...

...que se echan al agua a alimentarse.

Dejamos la Costa de los Esqueletos...

...con, cómo no, una última visión de una colonia de leones marinos en la playa...

...y de una de sus crías.

Leer artículo

 

 

 

Tag(s) : #Diversión, #Naturaleza, #Playas y desiertos
Compartir esta página
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: