Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Imagen-o-v-deo-002-Vista-Web-peque-a.jpg 


-Es el Buda de oro más grande del mundo –comentó Juan-. Cuando los birmanos invadieron Sukhotai y Ayuttaya, destruyeron templos y monumentos, profanaron imágenes religiosas y decapitaron estatuas de Buda y se llevaron a Birmania los objetos de valor. Pero los artesanos tailandeses de objetos religiosos que hacían su trabajo con entrega espiritual y gran devoción, lejos de achantarse, inventaron formas modestas con las que enmascaraban sus grandes creaciones.

>>La estatua de oro permaneció oculta bajo una capa de estuco durante más de 700 años, instalada en el Wat Phrayakarai, durante el reinado de Rama III. Y allí quedó abandonada. Más tarde, en 1931, la East Asiatic Company obtuvo un permiso para trabajar en los terrenos del Wat Phrayakarai. Bajo la vigilancia del abad Phra Visutha, se construyó un nuevo templo para alojar las imágenes que allí se encontraban. Pero un día, cuando una grúa trasladaba la enorme estatua, se rompieron las ataduras y cayó al suelo sin romperse. El abad debió pensar que era un milagro que no se rompiera una estatua tan grande pues tan sólo se había agrietado el yeso. El verdadero milagro ocurrió cuando el estuco fracturado dejó entrever la masa dorada brillando bajo la falla.<<

-Es una bonita historia.

 

Allí delante estaba el Wat Tramit, el templo del Buda de Oro, un edificio digno y elegante y bien conservado, aunque no muy grande, con el tejado amarillo en pico formado por varios niveles.

Todo el interior del templo lo ocupaba una inmensa y reluciente estatua dorada de desmesuradas proporciones (cinco metros de alto y más de cuatro de ancho) en relación con las dimensiones del propio templo. La cortina azul que colgaba por detrás y una puerta lateral que casi rozaba la rodilla derecha del Buda junto a otros detalles que ahora no recuerdo, contribuían a dar una sensación de provisionalidad, de falta de previsión..., y a preguntarse que cómo es posible que una venerada estatua de Buda, en oro macizo (cinco toneladas y media de oro puro) permanezca así encajonada y en condiciones tan cutres.

 La imágen, en la clásica postura bumisparsa mudrau, mira hacia abajo con semblante sonriente y cercano, como queriendo quitar importancia a la ingente cantidad de oro con que ha sido esculpida.

Dejamos las flores delante.

Antes de abandonar el templo, despegamos sendos cuadraditos de los librillos de pan de oro que habíamos comprado y los pegamos sobre una de las pequeñas imágenes alineadas en un lateral del templo; parecían aún más pequeñas al lado de la gigantesca y refulgente escultura. Aquellas imágenes sin arte, con la piel a escamas doradas por el pan de oro despegado, se quedaron con nuestras mudas y secretas peticiones.

 7. El Chinatown de Bangkok.  

Artículos relacionados:

A Myanmar. Amarapura15 Cuando un monje no sonríe (Birmania).
IM A0016 Vista Web grande-copie-1Templo de Pescadores (Hong Kong)

ChinaDel Río De Las Perlas al Seis Banyan de Guangzhou (China) 

Tag(s) : #Insólito

Compartir este post

Repost 0